Declaración De Intenciones

 

Ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles…
Ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, Objetivo 11 de Naciones Unidas. “Haciendo ciudades sostenibles”, proyectos de obra social orientados a dar visibilidad y hacer edificios sostenibles.
Derecho a la vivienda, derecho al techo: Esta plataforma promueve y brinda ayuda en labores de recuperación y rehabilitación en terrenos semiconstruidos o bloques acabados y abandonados durante años.
Concretamente el plan que actualmente se está ejecutando en el “edificio ‘Dignidad”, una antigua residencia clausurada y vacía en Cambrils –Tarragona- atenderá las necesidades de hogar para casi 50 familias con menores y otras 100 personas en desarraigo social.
El edificio Dignidad –recuperado tras varios años en estado de abandono hasta la pasada noche del 15 de junio- cuando se terminen los recién empezados trabajos de acondicionamiento servirá de solución habitacional, alojamiento temporal a personas desahuciadas, familias con hijos, jóvenes sin recursos económicos, obviamente a todos aquellos con imposibilidad para acceder a una vivienda.
El propósito responsable e ineludible será intentar conciliar con el propietario del edificio dando un remedio a esas situaciones de urgencia habitacional mediante alquileres sociales conforme a los ingresos de cada una de las familias.
La especulación de espacios vacíos en ciudades así como la insuficiente oferta de alquiler social empujan a muchos desesperados a entrar por la fuerza en busca de techo.
Sin embargo, aunque toda ocupación de un inmueble pueda conllevar un presunto o probado delito de usurpación, ¿cabría exonerarse de responsabilidad penal al grupo de personas que se instale en este edificio Dignidad? Dependerá de la durabilidad y/o modalidad de la ocupación, de la tipicidad penal que se aplique en el delito leve de usurpación, tal y como han venido haciendo en los últimos años audiencias provinciales como la de Barcelona.
El ejemplo pionero sobre cómo puede llegar a no constituir delito “ocupar” una vivienda abandonada se dio en 2008 en Palma de Mallorca. La sentencia señaló el estado descuidado y de abandono del inmueble –deshabitado desde hacía más de 20 años- cuya ocupación de la casa aun siendo reprochable, ello no supuso una usurpación de vivienda al no estar siendo usada por la propietaria.
Hacer ciudades sostenibles.

 

A base de establecerse en inmuebles, viviendas o edificios ajenos y abandonados que no constituyan morada. Así la recuperación del edificio Dignidad no se trata de un allanamiento de morada.
El interior de este inmueble requiere abordar tareas iniciales de limpieza en el sótano y una progresiva rehabilitación en el resto de dependencias. Enganches de luz y agua, canalizaciones que se irán procurando poco a poco.

 

 

Urge cubrir faenas tales como organizar cuadrilla de limpieza, desescombro, transporte, luz, agua, re-acondicionamiento y puesta a punto en general.Para favorecer la habitabilidad –ocasional o esporádica- en las habitaciones y apartamentos del complejo residencial a los futuros inquilinos, precaristas, etcétera, habrá que equipar esencialmente de cableado eléctrico, cristales de ventanas y puertas…
Esta construcción de hace años consta de 46 habitaciones con unos 30 metros cuadrados con baño incluido. Cada una dividida en 2 habitaciones individuales, 2 habitaciones dobles, 4 espacios con literas, duchas, lavandería, salón, comedor, cocina, hacklab, espacio talleres, espacio común y recepción.
Será necesaria la implicación de los colectivos para gestionar el espacio habitable. En las plantas del complejo residencial y de modo provisional quedarían radicados cada uno de ellos, así el de vivienda, de la asamblea feminista, el de migrantes y el de sin techo.

 

 

Una vía de apoyo legal.
Según el nuevo Código Penal, ya no se podrá desalojar sin mediar una sentencia judicial y tampoco proceder penalmente por delito de usurpación la ocupación de vivienda claramente deshabitada .
Así la comisión del delito leve de usurpación de inmueble, vivienda o edificio requiere que la ocupación se lleve a cabo sin violencia, que no se trate de un domicilio habitual del dueño, que se ocupe con intención de permanencia, con carencia de título de ocupación, contra la voluntad expresa del propietario, haciendo caso omiso al requerimiento de desocupar y que haya dolo.
Algunas de las sentencias absolutorias lo son también con la eximente de estado de necesidad por situación económica, familiar y social.
Aparte gozan de diferente consideración la ocupación o entrada ocasional según se trate de fincas abandonadas o en mal estado, casas desocupadas, viviendas vacías de segunda residencia o puestas en venta.

 

 

Los jueces de guardia suelen aprobar medidas cautelares de expulsión, inclusive en aquellas circunstancias en las que no se identifique al propietario o éste se desentienda.
Crónica previa de cuarenta y ocho horas: Indicios de cómo los ocupantes habían constituido su morada en el interior del complejo sin ser descubiertos.
Precaución durante las primeras horas de ocupación. Obviamente no podían compartir por redes sociales ninguna de las imágenes recogidas a su llegada, ni del recorrido por las solitarias plantas del edificio así como tampoco de su improvisado acomodo sobre un par de colchones en el suelo dentro de una de las estancias, en donde hicieron su primera y fría noche de guardia.
A la mañana siguiente les deparaba la ilusión de haber conseguido ya habilitar una pequeña zona para descansar y guardar sus pertenencias.

 

 

Mientras iban documentando gráficamente, plasmaban sobre papel el planning de trabajo y las expectativas operativas que ofrecía el edificio, a la vez que solicitaban la participación de algún compañero del grupo que pudiera ir elaborando en remoto el proyecto por ordenador.
Entusiasmados avanzaban que ya irían pasando el making-of en imágenes del desarrollo. Tras quince horas de permanecer ahí, iban descubriendo el mal estado de conservación. Desde el minuto uno que entraron al edificio Dignidad, se organizaban y tomaban decisiones en asamblea.
A través de una aplicación móvil de mensajería establecían conexión con el resto del grupo, intercambiando los pasos seguidos durante la exploración de las instalaciones, suministros, etcétera, del edificio.
La hora 39 llegaba sin novedades del exterior. Se había conseguido una inspección superficial de todo el espacio accesible y en el transcurso de dos asambleas se redactó el proyecto con previsiones de ayuda dando prioridad a familias con menores, sin techo, migrantes y a víctimas de violencia de género.
Para hacer más fácil la convivencia, consolidaron las reglas básicas de no poder consumir alcohol ni drogas dentro del edificio.
Con estos planes sostenibles en el edificio Dignidad:
Pretenden dar ejemplo de obra social entre colectivos. Mucha tarea por delante, además de labores de mantenimiento o bricolaje faltan suplir acometidas en gran parte de la instalación de las tuberías de agua, cableado eléctrico y localización de arquetas….
Pero saben que no sólo deben seguir una estrategia en los trabajos de recuperación del inmueble sino también otra en prevención de defensa legal, contando con el supuesto a favor de haber elegido un espacio cuya propiedad –cerrada y abandonada- no plantee denuncia alguna por la usurpación.
Superadas ya las 48 horas, avisaban que pronto compartirían las tres grabaciones en vídeo sobre el mal estado de conservación de las distintas estancias, particiones interiores, patios…

A junio de 2018 el Ayuntamiento de Barcelona debería disponer de unas 11.000 viviendas públicas al año para cumplir el compromiso del 15% que se fijó para 2027.
Nada que ver con el 30% de los Países Bajos, cuya regularización del precio del alquiler influye en el valor de venta de la vivienda en el libre mercado.
No llega a 12.000 viviendas el parque público de vivienda en alquiler del ayuntamiento de Barcelona, o sea menos del 1,5 % del parque total de vivienda.

Perfil en LinkedIn : https://www.linkedin.com/pulse/ciudades-y-asentamientos-humanos-inclusivos-seguros-periodista-/